Concepto de afluente

La palabra afluente se deriva del latín affluens, y alude a aquello que afluye, o sea a lo que concurre en mucha cantidad, abundantemente.

En hidrografía se habla de afluente para hacer referencia a dos ríos que se unen, de los cuales uno es principal y el otro secundario, siendo este último el considerado afluente, que desemboca en el primero, en lugar de ir directamente al mar, y con ello contribuye a que aumente su caudal. La importancia de uno con respecto al otro está representada en general por su mayor caudal o longitud, aunque hay excepciones, como por ejemplo el río Missouri, que es el río estadounidense más largo, que es afluente del río Mississippi. Éste tiene varios afluentes más, como el Arkansas y el Ohio. A su vez un afluente puede tener afluentes. En el caso del referido río Missouri, podemos hallar muchos, entre los cuales figuran el río Madison, el Jefferson, el María y el Judith. El lugar de unión del afluente con el principal recibe la denominación de confluencia.

Concepto de afluente

El antónimo de afluente, es efluente, o sea un río menor que se desprende de otro principal, siendo algunos naturales, lo que sucede en los deltas, pero la mayoría son artificiales, que se construye en zonas secas para abastecer de agua a poblaciones y sembrados.

Con menor frecuencia se usa afluente, para nombrar lo que fluye en gran cuantía, y contribuye a aumentar la cantidad de otra cosa, como cuando hablamos de afluente migratorio.

“Escrito en los afluentes” es una obra de Miguel Ildefonso Huanca, poeta peruano que con esta obra conquistó el Premio Iberoamericano de Poesía en los Juegos Florales de Tegucigalpa en el año 2013, caracterizada por reunir poemas diferentes sobre importantes ciudades del mundo pero de algún modo conectadas por el arte.