Concepto de alcoholismo

El alcoholismo es una enfermedad adictiva, que consiste en el excesivo consumo de una droga legal, la más consumida a nivel mundial: el alcohol, contenido en vinos, cervezas, sidras, cognac, vodka, ginebra, etcétera, que tiene como característica la falta de posibilidad del individuo de abstenerse del consumo de esas bebidas alcohólicas, que son las que contienen etanol.

El nivel de tolerancia va aumentando y se necesita cada vez más alcohol para lograr el efecto deseado, que es generalmente evadirse de los problemas cotidianos o logar un efímero placer. Si se logra reprimir el consumo se sufre el síndrome de abstinencia.

Lo que comienza a veces como un juego entre amigos, o como un medio de aliviar un pesar se transforma paulatinamente en un problema de salud que puede ocasionar graves enfermedades hepáticas, como la cirrosis, causada por la acumulación de grasas en el hígado en forma continua, pues el alcohol dentro del hígado se transforma en lípidos o grasas, que matan las células hepáticas. También ocasiona intoxicaciones, náuseas, vómitos o hemorragias internas, deterioros neurológicos, insuficiencia cardiaca, problemas respiratorios, y consecuencias en los hijos de mujeres alcohólicas, que nacen con bajo peso y menos defensas. Los niños de padres alcohólicos tienen muchos más posibilidades de contraer esta enfermedad.

La falta de control sobre sus acciones que provoca el alcohol, produce generalmente conductas inadecuadas, como posibilidades de accidentes automovilísticos, y pérdidas de responsabilidades tanto personales, como familiares o laborales, que van sumiendo poco a poco a la persona en el aislamiento y la depresión.

La desintoxicación del paciente es fundamental, pero se necesita mucha contención para superar el período de abstinencia, lo que requerirá el tratamiento conjunto de médicos y psicólogos.