Concepto de alergia

La palabra alergia es de origen griego. Proviene de “αλλεργία” o “allergía”, vocablo integrado por “ αλλος” o “allos” que significa ‘otro y “εργíα” o “ergon” que puede traducirse como ‘trabajo’.

Alergia es un concepto común en el ámbito médico y veterinario y se aplica a la reacción negativa y anormal del sistema inmunitario de algunos organismos de la especie, que manifiestan hipersensibilidad frente a ciertos estímulos, procedentes de sustancias o antígenos, que reciben la denominación de alérgenos.

Concepto de alergia

La alergia puede tener un origen genético o ser adquirida, por ejemplo cuando se debilita el sistema inmunitario.

Los síntomas varían de un individuo a otro, dependiendo también del alérgeno de que se trate. Pueden existir reacciones cutáneas, como granos o hinchazón, comezón, lagrimeo de los ojos, problemas respiratorios, rinitis, problemas gastrointestinales, fiebre, etcétera.

Existen pruebas específicas de laboratorio para identificar la sustancia que provoca la alergia, e las que se le inyectan al paciente en forma subcutánea; o se realizan pruebas exponiéndolo a la sustancia y luego no, para observar en qué momento la alergia se manifiesta. Puede ocurrir al ingerir ciertos alimentos, por ejemplo, huevo, nueces o algunas medicinas, o al aspirar polvo o polen, o con el contacto de la piel con ciertos elementos, por ejemplo, algunos metales o pelos de ciertos animales como el gato.

Por extensión se aplica en la vida cotidiana y de modo irónico, a la reacción negativa que nos provocan ciertas personas, cosas, hechos o circunstancias: “la presencia de José es tan fastidiosa que me da alergia” o “tengo alergia al estudio”.