Concepto de anafilaxia

Al igual que la alergia, la anafilaxia, término que proviene del griego, de donde pasó al vocablo latino “anaphylaxis”, integrado por “ana” que significa “contrario” y “phylaxis” que se traduce como “guardián” es una reacción del organismo anormal, repentina, pero en este caso muy severa, ocasionado por la sensibilidad exagerada (hipersensibilidad) a ciertas sustancias.

En la anafilaxia, a diferencia de la alergia, los síntomas se manifiestan con reacciones orgánicas generales, y de mucha más gravedad, originados por ejemplo por picaduras de insectos, vacunas, medicinas, alimentos o sustancias radiológicas de contraste. Muy difícilmente se produzca anafilaxia por inhalación.

Concepto de anafilaxia

Al ingresar en el cuerpo, o éste estar expuesto a proteínas extrañas que van a actuar como antígenos, van a provocar que se formen anticuerpos en una primera inoculación que se denomina sensibilizante.

Luego, al recibir una segunda inoculación o exposición al mismo alérgeno, se produce una fase que recibe el nombre de desencadenante, que consiste en una reacción violenta ante los anticuerpos generados en la primera inoculación, lo cual se conoce como choque anafiláctico, cuyos síntomas producidos por la liberación por parte de los tejidos de sustancias como la histamina, son: fiebre, taquicardia, opresión del pecho, dificultad para tragar, mareos, pérdida de conocimiento, trastornos en la circulación sanguínea y en el aparato respiratorio, pudiendo en ocasiones ser mortal para el paciente, por lo cual se lo considera una emergencia médica, que en general se trata con antihistamínicos y corticoides, pudiendo requerirse la colocación de oxígeno si el paciente tuviera dificultad para respirar, o la realización de traqueotomía o intubación, según las características del caso.