Concepto de anemia

Anemia es un vocablo de origen griego que significa empobrecimiento de la sangre, lo que se origina por la disminución de la hemoglobina, que es una proteína que tiene por función transportar el oxígeno, con lo cual al haber menos hemoglobina, disminuirá el aporte de oxígeno que llegue a las células. El término más preciso para denominar a la anemia es oligohemia.

El sujeto que padece anemia se muestra pálido, cansado, irritable, con dificultades para el aprendizaje, bajo rendimiento laboral, mucho sueño, cefalea, palpitaciones, sensación de frío, disnea, etcétera. La anemia a veces, es un síntoma de una enfermedad.

Pueden ser ocasionadas por hemorragias agudas o por carencias de materiales que forman parte de la elaboración de la hemoglobina y del desarrollo de los eritrocitos, como hierro, ácido fólico, proteínas, vitamina B12, o piridoxina. La anemia en muchos casos es ocasionada por deficiencias alimentarias.

Son los resultados de análisis de sangre en laboratorio los que confirman el diagnóstico de anemia en un paciente, con un bajo nivel de hematocrito y de eritrocitos. En la población masculina, se considera en general que padece de anemia aquella persona con un hematocrito menor a 47 % y hemoglobina de menos de 16 g/dl. En las mujeres el valor de hematocrito debe ser de menos de 40 % y el de hemoglobina de 14 g/dl. Pueden aceptarse valores porcentuales de hematocrito en más o en menos 6 %.

Si un paciente sufre de anemia por más de seis meses, se denomina anemia crónica.

Anemia es también en Botánica, un género de helechos.