Concepto de anestesia

En el griego es donde se encuentra el origen etimológico del término anestesia. En concreto se halla en la palabra άναισθησία que puede traducirse como insensibilidad. "a" significa "sin" y aistesis", sensación o sentido. Un significado que vendría a explicar que el concepto que nos ocupa haga referencia a la falta de sensibilidad o privación de la misma, parcial o total, artificialmente producida.

El Diccionario de la Real Academia de la Lengua es el que otorga dicha acepción a la palabra en sí que podríamos ampliar exponiendo que es un acto llevado a cabo por médicos con el que se persigue que, mediante el uso de una serie de fármacos, se bloquee la sensibilidad tanto táctil como dolorosa de un paciente. Una acción que se realiza normalmente bien para someter a este a una intervención quirúrgica o bien a algún tipo de tratamiento que así lo requiera.

En concreto se puede decir que existen tres tipos de anestesia. Así, por un lado, está lo que se conoce como anestesia local que es la que sólo elimina el dolor en un área muy concreta del cuerpo del paciente en cuestión.

Por otro lado, se encuentra la de tipo locorregional que tiene como función el lograr la insensibilidad en uno o varios miembros del cuerpo. Esta a su vez se divide en neuroaxial, troncular o regional intravenosa.

Y finalmente tenemos la anestesia general que es aquella que sume al paciente en un estado de inconsciencia absoluta gracias a la utilización de una serie de fármacos que se pueden administrar bien mediante vía intravenosa o bien mediante inhalación.

la primera anestesia en una cirugía fue realizada en el año 1847, por el medico de origen inglés. James Young Simpson, siendo un gran aporte humanístico y científico.