Concepto de anfibio

Los anfibios son vertebrados tetrápodos de sangre fría, de respiración branquial en las larvas y pulmonar en los adultos, que pueden vivir en el agua dulce o en la tierra. Su nombre de anfibios proviene del griego y hace referencia a que pueden vivir tanto en el medio terrestre como en el agua. Se originaron cuando las aletas de los peces hace trescientos millones de años, empezaron en algunos de ellos a diferenciarse por evolución y se convirtieron en miembros anteriores y posteriores. Esto les permitió salir de las aguas y desplazarse por tierra, aunque sus huevos se conserven en el agua.

Entre los anfibios, que también reciben el nombre de batracios, podemos mencionar a sapas, ranas y salamandras.

Su columna vertebral se divide en una región cervical, una torácico-lumbar, una sacra, y una coccígeo o caudal. La primera vértebra llamada atlas, sufre muchas modificaciones.
El corazón presenta tres cavidades. Su cerebelo tiene poco desarrollo y por toda su piel se distribuyen corpúsculos táctiles. Tienen gran desarrollo del sentido del olfato, estando sus fosas nasales con apertura en la boca, llamándose los orificios, coanas.

La lengua es su órgano aprehensor, segregando por sus muchas glándulas, un mucus abundante y viscoso.

Tienen respiración cutánea. Para poder respirar deben mantener su piel siempre húmeda.

Casi todos sufren una metamorfosis. Si tomamos el caso de la rana, primero, por alrededor de tres meses, es un renacuajo, donde aparecen los miembros posteriores. A partir de entonces, sui piel se engrosa, adelgaza, y va desapareciendo la cola, mientras la respiración pulmonar sustituye a la branquial.