Concepto de antílope

Del griego “ανθαλωψ” o “anthalops” la palabra antílope se refería a un animal mitológico dotado de cuernos huecos (en algunos casos solo los machos) de gran belleza, por lo que la traducción del término griego es “ojos de flor”. Pasó al latín como “antilops”, luego al inglés como “antelope”, al francés como antilope y de allí arribó al español.

Se menciona a estos animales en el libro bíblico del Deuteronomio, permitiéndose comer su carne por parte del pueblo de Israel.

Concepto de antílope

Los antílopes son animales mamíferos, de pupilas horizontales, herbívoros y rumiantes originarios de África, pero que luego fueron ocupando otros lugares en el mundo siendo muy comunes en Asia y América del Norte, conformando entre cabras y ciervos un grupo intermedio. Se reconocen por exclusión, siendo antílopes, aquellos bóvidos que no son ni ovejas, ni cabras ni vacas. Dentro de ellos podemos mencionar a las gacelas, los ñus, el antílope negro, el tibetano, el cuatro cuernos, el cabrío, el gerenuc, el nilgó, etcétera.

Son unglados pues caminan apoyando los extremos de los dedos, que cuentan con pezuñas partidas.

Se reconocen algo más de noventa especies dentro de los antílopes. Aunque casi todos son de gran porte, siendo el más grande el eland de África subsahariana, que mide alrededor de 1,80 m los hay también pequeños como los Madocuas o dicdics (por el sonido que emiten) que miden 30 centímetros y viven en África.

En Geografía podemos reconocer algunos lugares que llevan el nombre de Antílope en su denominación, como la atractiva isla estadounidense Antílope, ubicada en Utah y es la más grande (42 millas cuadradas) de las que se encuentran en el Gran Lago Salado. También en Estados Unidos, en Nebraska, encontramos el Condado de Antelope, y en el norte de Arizona, el Cañón del Antílope, en el condado de Coconino.

En el teatro existe una obra cuyo autor es Henning Mankell, escritor sueco que vivió entre 1948 y 2015, con escenario en el continente africano, donde un matrimonio trata de concretar un proyecto de poner bombas de agua en ese continente, teniendo el argumento un sentido de crítica social hacia la doble moral occidental.