Concepto de apacible

La palabra apacible se conformó con los siguientes términos de origen latino: “ad” `preposición equivalente a “hacia" y el verbo “placere” en el sentido de “agradar”. El sufijo “ible” le otorga la idea de posibilidad.

Los sujetos, objetos o hechos apacibles son aquellos que transmiten paz y serenidad. Ejemplos: “El paisaje apacible invitaba a quedarse. La brisa era suave y el sol calentaba tibiamente. Casi no se escuchaban ruidos” o “El apacible muchacho soportaba todas las penurias sin quejarse”, “La apacible música permitía sostener una amena conversación” “Puedes meterte tranquilo en el mar, el oleaje está apacible” o “La ciudad es muy tranquila y apacible, lo que tal vez con el tiempo pueda llegar a aburrir un poco”.

Concepto de apacible

Lo que es apacible resulta agradable y armonioso, relaja y descarga tensiones.

Las personas con carácter apacible, resuelven sus conflictos mediante el diálogo, buscando soluciones amigables, no se alteran demasiado ya que son estables emocionalmente, responden de modo cordial, por lo cuál el lugar donde interactúan se torna placentero. Sin embargo, hay que ser cautelosos, ya que muchas veces detrás de una apariencia apacible, se esconden personas agresivas y malvadas.

El clima apacible es el más apropiado para disfrutar al aire libre, ya que sus condiciones son óptimas, no registrándose ni fuertes vientos, ni lluvias, ni nevadas copiosas. Ejemplos: “Salimos a navegar aunque el clima no estaba demasiado apacible” o “Es un día ideal para hacer un picnic ya que está muy apacible”.

En la Biblia se hace referencia en un pasaje a un silbo apacible, cuando Dios que se apreció en él, y consoló a Elías que se había refugiado en una cueva en el desierto, la cueva de Horeb, temeroso del castigo tras matar a cuatrocientos profetas de Baal.