Concepto de aparato reproductor

El aparato reproductor es el que permite la continuidad de las especies animales, contando para ello con un conjunto de órganos reproductores necesarios en la reproducción sexual, que se diferencian entre los que correspondan al macho y los de la hembra. Algunos animales son hermafroditas, poseyendo ambos sexos en si mismos, como sucede con el caracol.

En los humanos, la reproducción es sexual e interna, contando el aparato masculino con los siguientes órganos: testículo, pene y próstata, mientras el femenino se integra con el ovario, las trompas de Falopio, la matriz o útero, la vagina y la vulva.

Concepto de aparato reproductor

El gameto femenino es el óvulo, célula que se forma a partir de células epiteliales de los folículos de Graaf (ováricos) a través de un proceso madurativo conocido como oogénesis, que las hace aptas para la fecundación; y el masculino es el espermatozoide, que posee dos partes: una cabeza que contiene el núcleo y una cola que se mueve por poseer un flagelo y así puede llegar hasta el óvulo maduro que ha logrado saltar hacia las trompas de Falopio, para fecundarlo, recorriendo aproximadamente ocho centímetros.

La fecundación ocurre cuando el núcleo del esperma se introduce en el óvulo. Sólo uno de los muchos espermatozoides que penetran por el acto sexual será el que logre tal vez, fecundar el óvulo. Si el óvulo maduro no es fecundado tras pasar por las trompas de Falopio, llega hasta el útero y luego se expulsa, dando lugar a la menstruación.

Como producto de la fecundación se forma el huevo o cigoto, que irá originando un nuevo ser, tras sucesivas divisiones por mitosis.