Concepto de arteria

Del griego ἀρτηρία, arteria significa conducto o tubo de respiración, por donde circula el aire, pasando a ser usado el término en Biología para designar en un primer momento a la tráquea (órgano de la respiración que representa una vía natural de oxigenación) y luego a la aorta. Las llamaron así pues al inspeccionar los cadáveres hallaban a estos conductos vacíos de sangre.

Los avances en el campo médico concluyeron que las arterias son conductos elásticos y membranosos que se ocupan de transportar por el cuerpo la sangre oxigenada o arterial partiendo desde el corazón; salvo las arterias pulmonares que conducen sangre carbo oxigenada del corazón a los pulmones donde se oxigena. Las arterias umbilicales del feto también contienen sangre venosa, donde la sangre se oxigena luego, a través de los capilares placentarios.

Concepto de arteria

Podemos reconocer dos troncos arteriales que salen del corazón, una circulación menor de la que se encarga la arteria pulmonar y una circulación mayor a cargo de la aorta. Ésta se origina y sale del orificio aórtico, que es por donde fluye la sangre arterial del ventrículo izquierdo. La aorta es el tronco común de donde tienen origen las otras arterias.

La arteria pulmonar nace en el ventrículo derecho y al dirigirse oblicuamente en dirección ascendente se bifurca, en la arteria pulmonar derecha e izquierda, ésta última de menor calibre y longitud.

Se diferencian tres túnicas en las arterias: una interna o íntima; una porción media muscoesquelética y una externa o adventicia, conformada por un tejido conjuntivo laxo. Hay arterias grandes y elásticas, otras medianas y musculares; las capilares solo constituidas por epitelio; y las arteriolas, ubicadas luego de los capilares, encargadas de regular la presión de la sangre.

En el cuello hay dos grandes arterias que son las carótidas que sirven para llevar sangre al cerebro; en el pie están la plantal lateral, la media y la dorsal del pie; las arterias tibiales se hallan en las piernas; y en los brazos la axilar, la braquial y la cubital. Estas arterias son ejemplos de como todo el cuerpo está recorrido por ellas.