Concepto de asno

En su etimología, la palabra asno nos remite al vocablo latino “asĭnus”que en zoología hace referencia al animal mamífero herbívoro, científicamente llamado “Equus africanus asinus”, por ser su origen en territorio africano, siendo en sus inicios un animal salvaje, domesticado a fines de la Prehistoria. De los salvajes ya quedan muy pocos en los desiertos del norte africano.

Popularmente es también conocido como burro, jumento o borrico. De aspecto similar al caballo, al igual que éste pertenece a la familia de los equinos, aunque de porte más pequeño y con orejas más largas. Son también usados para cabalgar y para transporte de carga. Pueden cruzarse con yeguas y de esa unión nace el mulo. Si es un caballo el que se cruza con una burra, el producto que nace se llama burdégano. También pueden cruzarse con cebras, y nacen cebroides. En general estos híbridos no son fértiles. Como todos los equino,s son rápidos, pudiendo alcanzar en su carrera los 50 kilómetros por hora. Se manifiestan oralmente por rebuznos.

Es un perisodáctilo (sus dedos, de número impar y con el central más desarrollado, terminan en pezuñas. Si bien el dedo central es el que más apoya `por su tamaño, como los dedos están ocultos por las pezuñas(uñas grandes) caminan con la punta de los dedos.

Los asnos tienen fama de tontos, por ser un poco menos rápidos que los caballos y bastante tercos, pero esto se debe a que no responden si se los trata mal.

Además son valientes, reconocen a su amo y los caminos por donde han transitado, por lo tanto es solo un dicho popular y no responde a la realidad decirle a alguien que “es tonto como un burro o asno”.