Concepto de Astrología

La Astrología (del griego “áster” que significa estrella y “logos” = palabra) es el estudio de los astros, su posición y movimiento, intentando predecir su influencia sobre los acontecimientos terrenales y la personalidad de los seres humanos, por la ubicación de los planetas, el sol y la Luna, al día del nacimiento.

Todas las culturas antiguas vieron en los astros (la Luna, el Sol y el resto de las estrellas y planetas) señales divinas que orientaban a adivinar el futuro. El asombro ante las estrellas brillantes del cielo, inspiraron a mesopotámícos y chinos de Asia y a mayas americanos, a egipcios, griegos, romanos, árabes, que crearon calendarios y horóscopos en base a los astros.

Concepto de Astrología

El nacimiento de la Astrología, unida a la Astronomía, se sitúa en Babilonia en el año 1900 antes de Cristo. Cobró gran influencia en la Edad Media, aunque cuestionada por la iglesia ya que planteaba un determinismo que liberaba al hombre de las culpas por ser cómo era y de sus acciones. Los astrólogos estaban integrados a las cortes reales y mantuvieron su importancia en Renacimiento y aún en nuestros días, muchos creen en sus presagios aunque sea considerada una pseudociencia.

La decadencia de la confianza en la Astrología comenzó a partir del siglo XVII con los desarrollos de la Física y la Astronomía, que le han restado valor de verdad a sus dichos, que distan mucho de ser evidencias científicamente comprobables. Nicolás Copérnico al desarrollar la teoría heliocéntrica, contradijo una afirmación de la Astrología que era considerar a la Tierra como centro del universo. La condena de la iglesia católica también contribuyó a su desprestigio. El Papa Urbano VIII la calificó de herejía por una bula de 1631.

En la actualidad los astrólogos son consultados por el futuro amoroso, laboral etcétera y por la compatibilidad entre los miembros de una pareja. Se elaboran horóscopos generales y personales, diarios, semanales, quincenales y hasta anuales. Políticos modernos consultan con astrólogos sus decisiones, aunque la mayoría lo oculta.