Concepto de aura

Este sustantivo procede de igual término latino, el que a su vez nació del griego αὒρα o “ayra” con el significado de soplo de aire o brisa.

Aura, en la mitología griega y romana era una diosa que personificaba la brisa. Era rápida, y por eso su enamorado, el dios Dionisio, no lograba darle alcance. Para obtener su amor y gracias a la ayuda de la diosa Afrodita, Dionisio la enloqueció para que se entregue a él, pero las consecuencias fueron trágicas, al punto que mató a uno de sus hijos gemelos y se suicidó ahogándose, siendo convertida en fuente.

Concepto de aura

Se aplica también al aliento o hálito. En Parapsicología se sostiene que el aura es una luz que solo algunos logran percibir como un óvalo que rodea los cuerpos como campo energético que se manifiesta en diferentes colores, según nuestro estado anímico y espiritual, y permite interpretar ciertos fenómenos, como por ejemplo la personalidad, ya que se encuentra muy vinculada a nuestra alma y los chakras. Nos revela nuestra energía, nuestras vibraciones, y atrae a otras energías o vibras, según el color. Por ejemplo, si el aura es roja la persona es ambiciosa y luchadora; si es amarilla es muy sociable; si es blanca es señal de equilibrio, etcétera.

En Medicina, el aura es un síntoma que aparece antes de un ataque paroxístico, como observar manchas, sentir mareos, dolores de cabeza, etcétera, precediendo, por ejemplo, a una epilepsia o a un ataque de asma.

En Zoología designa a un ave americana diurna, de gran porte, el aura gallipavo, que es carroñera y rapaz, de pico corto en forma de gancho, de conducta gregaria, que según las creencias populares, presagia mala suerte.