Concepto de cara

La palabra cara tiene un origen latino, a su vez tomado del griego, y significa rostro. Es la designación que recibe la parte anterior de la cabeza humana, debajo de la parte anterior del cráneo que abarca desde la frente hasta el mentón en su longitud, y está enmarcada por las orejas. En ella se distinguen además de las oídos (a sus laterales) como órganos sensitivos, los ojos que aportan el sentido de la vista, la nariz, que nos da el sentido del olfato; y la boca, que nos permite hablar e ingerir los alimentos, y a través de la lengua, situada en el interior de la cavidad bucal, el sentido del gusto. La cara a través de sus gestos, nos muestra distintos estados anímicos.

A la parte equivalente a la cara humana, se la denomina de igual modo en algunos animales.

Por extensión, se aplica al frente o fachada de las cosas, y a su anverso, como sucede con la cara de las monedas; y en los objetos laminares, se llama cara a cada una de sus superficies como cuando decimos las dos caras de una hoja.

Las superficies geométricas que conforman o limitan un poliedro, también reciben el nombre de caras.

“Dar la cara” es una expresión que se usa para designar a aquellos que se hacen responsables de sus acciones, enfrentando la situación. “Cara de piedra” menciona a aquellos que no se inmutan, ni manifiestan ninguna expresión inusual en sus rostros, ante un hecho conmocionante. Descarado es alguien que no expresan vergüenza.

La palabra cara como adjetivo, califica a los sustantivos femeninos que tienen mucho valor. así decimos que una ropa es cara cuando cuesta mucho dinero, o que alguien es muy cara a nuestros afectos, cuando la queremos mucho.