Concepto de cariotipo

La palabra cariotipo procede del griego κάρυον o “káryon” que puede traducirse como núcleo, y de τύπος o týpos = “tipo” o “huella”.

En Biología, el cariotipo hace referencia a las particulares y distintivas características cromosómicas de una especie (tamaño, forma, patrón de bandas o posición del centrómero) que aparece manifestado por medio de un código convencional. Cada núcleo de célula humana cuenta con veintitrés pares de cromosomas; veintidós iguales para todos, que reciben el nombre de autosomas, siendo solo un par de ellos, sexual o heterocromosomas según el sexo del individuo que los contenga. En las personas los cromosomas son 46 XX en las mujeres y 46 XY en los hombres. Con letras que van de la A hasta la G, y teniendo en consideración la posición del centrómero y la longitud relativa, se clasifican los cromosomas en siete grupos.

Concepto de cariotipo

La representación gráfica del cariotipo, se conoce como cariograma, donde los cromosomas homólogos se ordenan por parejas, de mayor a menor. El estudio del cariotipo permite visualizar la forma y el número de los cromosomas en casos de presentarse patologías que puedan tenerlos como origen. Se cuenta el tamaño y se buscan sus alteraciones estructurales.

Para efectuarlo hay que hacer un cultivo celular, teñirlas cuando comienzan su proceso de división y preparar el análisis fotográfico microscópico. Puede efectuarse el cariotipado usando líquido amniótico, sangre, placenta o médula ósea.

Los cariotipos son de gran utilidad entre otros casos, cuando el individuo presenta anomalías que podrían relacionarse con problemas congénitos, problemas de desarrollo, existen problemas de esterilidad o la mujer se ve afectada por abortos espontáneos y recurrentes.