Concepto de celíaco

La palabra celíaco tiene su origen etimológico en el vocablo griego “κοιλιακός”, de donde la tomó el latín como “coellacus” con el significado de “lo relacionado con el vientre”.

Los celíacos son aquellas personas que sufren una enfermedad crónica auto inmune, no alérgica, cuyo nombre se debe al médico pediatra inglés, Samuel Gee, que la llamó así en el año 1888, aunque ya en los albores del siglo II, Areteo de Capadocia, que vivió en época de Galeno dio cuenta de los síntomas de esta dolencia, en un tratado donde describió las causas y síntomas de las enfermedades. En este caso, la causa es una intolerancia al gluten, que es una proteína presente en la harina de los cereales, llamada gliadina.

Concepto de celíaco

Al ingerir gluten los celíacos, provocan la destrucción de las vellosidades de su intestino delgado, provocando que al comer, los nutrientes de los alimentos no se absorban (proteínas, hidratos de carbono, vitamina, sales minerales y grasas) y sean eliminados por las heces que se vuelven muy abundantes y de consistencia pastosa o diarreica, mientras el organismo padece desnutrición, delgadez, distensión abdominal, inapetencia, fatiga, erupciones dérmicas, los niños tienen retraso en su crecimiento y hasta puede ocasionar problemas en el carácter.

Las causas se cree que son una mezcla de componentes genéticos y ambientales, y puede manifestarse a cualquier edad, siendo más propensas las mujeres. El tratamiento es muy simple: quitar el gluten de la dieta, que incluye eliminar los cereales, con excepción del arroz y el maíz. Heubner en el año 1909, explicó la importancia de incluir proteínas en la dieta de estos pacientes.