Concepto de celos

Originada en el griego “zelos” de donde la tomó el latín como “zelus” la palabra celos designa al apasionamiento que se tiene por algo o por alguien, a quien se desea reservar para uno mismo sin posibilidad de ser compartido. El individuo que siente celos, el celoso, se apropia del objeto de su deseo y lo retiene solo para sí. Se puede ser celoso de objetos, de actividades, de sentimientos y de sujetos.

Los celos son una pasión que nos mueve a cuidar y proteger al objeto amado, por ejemplo: “Juan es muy celoso de su trabajo, no lo delega en nadie” o “soy muy celosa de mis amigas, me gusta que si las invito a mi casa, no prefieran asistir a otras reuniones y dejarme para otra oportunidad”, “soy muy celosa de mi ropa, no me gusta prestarla”, “el niño está celoso de su nuevo hermanito, ya que cree que sus padres ya no le prestarán tanta atención” o “mi novio es muy celoso, no me deja conversar a solas con otros hombres”. Si bien una cierta dosis de celos es normal, cuando el individuo se torna extremadamente vigilante y controlador, los celos se tornan patológicos.

Concepto de celos

En “Otelo: el moro de Venecia” Shakespeare describe a un ser celoso que víctima de esa pasión enfermiza se convierte en asesino de su amada Desdémona y en suicida cuando comprueba la irracionalidad de su trágico accionar.

En las religiones monoteístas Dios es celoso, pues aspira ser el único Dios creador, la única divinidad respetada y amada.

El celoso es un individuo desconfiado, vigilante, temeroso, que suele estallar en ira cuando ve peligrar la posesión de su objeto custodiado con vehemencia. Es en esencia un ser inseguro, que cree que solo impidiendo el contacto con otros mantendrá seguro a su “tesoro”.

Si bien muchas veces celos y envidia se usan como términos sinónimos, los celos ocurren entre el celoso poseedor; el objeto o sujeto poseído, y el tercero que configura una amenaza sobre esa posesión pues puede quitarla. En la envidia, el envidioso no custodia un bien propio sino que pretende algo que tiene otro y que para él es muy valioso.