Concepto de cerdo

El cerdo, palabra que deriva del latín “saetula” aludiendo a su pelaje grueso, es un animal conocido científicamente como “sus domestica”, y que se cría fundamentalmente como alimento desde hace aproximadamente cinco mil años, salvo entre judíos y musulmanes que consideran una prohibición divina alimentarse con carne de cerdo, originada seguramente en la posibilidad de que transmitan una enfermedad intestinal grave llamada triquinosis. En algunos países de América Latina también se los llama chanchos o porcinos (ganado al que pertenecen). También existen en estado salvaje, y son los jabalíes, ancestros de los cerdos domésticos.

Es un animal robusto, social, mamífero herbívoro en su estado natural, pero convertido en omnívoro por la acción humana, de piel gruesa, usada en marroquinería, protegida por un pelaje duro (cerdas) que es empleado para hacer cepillos, de patas cortas que terminan en pezuñas (por eso se los clasifica como ungulados), de hocico largo con gran capacidad de sentido del olfato, sin glándulas sudoríparas y cola fina, ondeada y corta.

Su carne se consume fresca, o se elaboran fiambres y embutidos, La grasa se usa para elaborar manteca de cerdo. Son muy inteligentes, hasta más que los perros, y comenzó a estar de moda su uso como animales de compañía. Si bien pueden vivir algo más de 15 años, la mayoría de ellos, criados en granjas, son sacrificados mucho antes, para el consumo.

En el horóscopo chino, el cerdo, corresponde como signo zodiacal, a aquellos que nacieron en 1911, 1923, y así sucesivamente, cada doce años.

También por sus costumbres de comer de todo, y revolcarse en el barro para refrescarse, es aplicado el calificativo “cerdo” a aquel que come demasiado o es sucio y desalineado.