Concepto de clon

La palabra griega “klôn” es la que originó nuestro término clon, y significa un brote nuevo. Los clones son plantas que nacen de una misma que las origina por reproducción asexual, y fue la primera forma en que se reprodujeron los seres vivos microscópicos de modo natural.

La palabra clon la utilizó Herbert J. Webber en el año 1903 para referirse en el reino vegetal a la reproducción por estacas o esquejes. Actualmente en genética se conoce como clon, no solo a las plantas derivadas asexualmente de otra, sino a cualquier individuo de la especie que sea, que asexualmente reproducido, comparta los mismos rasgos genéticos de su ascendiente.

Concepto de clon

Para obtener un clon, o sea un ser igual en su genética a su antecesor, se usa una técnica denominada clonación, que se inicia replicando las células, logrando crear muchas a partir de una sola. La naturaleza produce clones de modo natural, en individuos que se reproducen asexuadamente como muchas plantas, hongos y las amebas.

El hombre ha creado artificialmente la posibilidad de clonar animales de gran tamaño, como sucedió con la oveja Dolly obra de científicos escoceses, que nació en 1996, y significó un gran avance en este campo, ya que Dolly no surgió de una célula embrionaria no especializada sino de la glándula mamaria de una oveja de 6 años de edad. Dolly, el clon, tenía al nacer una edad genéticamente igual a la de su madre.

Muchas obras literarias y películas, por ejemplo “Los niños del Brasil” tratan de temas relacionados a la clonación humana, que plantea muchas controversias éticas, religiosas y jurídicas.