Concepto de cloroplastos

Cloroplasto es una palabra de origen griego, integrada por “χλωρός” que significa “verde”, y por “πλαστός, que puede traducirse como “formado”.

Los cloroplastos son plastidios, corpúsculos específicos de las células vegetales, que contienen ADN. Además de los cloroplastos, son plastidios, los leucoplastos (sin pigmentación y con funciones de reserva de almidón) y los cromoplastos (con pigmento amarillo o rojo, llamados xantofilas o caroteno).

Los cloroplastos son organelas de forma redondeada, y de tamaño que oscila entre 3 y 10 μ, que poseen clorofila y carotenos; y su función principal es la de fotosíntesis. Los cloroplastos van creciendo en su número a medida que se desarrolla la célula, pues se multiplican a través de divisiones directas. Los cloroplastos son más grandes en las algas.

Concepto de cloroplastos

Poseen tres capas membranosas, una externa porosa y permeable; y una interna lisa y menos permeable, que delimita un espacio llamado estroma.

El estroma, es un retículo esponjoso gelatinoso y proteínico, que entre sus mallas contiene agua, glúcidos, lipoides, fermentos, hierro y dos pigmentos, caroteno y xantofila. Allí se aloja el ADN. En la parte central posee una vacuola conteniendo agua, proteínas y glúcidos.

Más internamente hallamos la membrana tilacoidal, que forma los grana, corpúsculos verdes en forma de disco, integrados por varios estratos proteicos, que se alternan con otros de clorofila, xantofila y lecitina, conectados entre sí a través de membranas.

La clorofila es un pigmento verde que tiene la capacidad de absorber las radiaciones lumínicas que corresponden a la luz roja, que sirve de energía para efectuar la fotosíntesis.

La fotosíntesis es la principal función de los cloroplastos pero no la única, pues también sintetizan ácidos grasos y aminoácidos.