Concepto de cocaína

La cocaína es una droga estimulante que contiene tropinona al igual que la atropina. Ambas (la cocaína y la atropina) son alcaloides tropánicos.

La hojas de algunas variedades de la planta de coca, originaria de los Andes sudamericanos son la materia prima de la que se obtiene este alcaloide, que requiere en su elaboración de químicos, (pues las hojas solas que suelen mascarse o tomarse en infusiones para mitigar el apunamiento son de uso legal) que actúa sobre el sistema nervioso central, haciendo que los neurotransmisores eleven sus efectos, aumentando la concentración de dopamina, provocando euforia, aumento de confianza y excitación, pero produciendo efectos muy nocivos en el organismo, especialmente en la psiquis, por lo cual su uso está prohibido, además de ser muy adictiva. Por esto el adicto debe requerir cada vez dosis mayores, pues produce acostumbramiento; y sus efectos, que cada vez son menores a iguales dosis (lo que exige se incrementen para sentir lo mismo) no duran más de media hora como máximo.

Además de los graves problemas psicológicos y psiquiátricos que pueden llevar al suicidio, provoca problemas cardíacos, digestivos y respiratorios, exponiéndose a padecer accidentes cerebro-vasculares. Si se consume junto a bebidas alcohólicas puede ser una combinación fatal.

En general se comercializa ilegalmente en forma de polvo de color blanco, muchas veces integrada con azúcar o talco, en forma de sal de clorhidrato, y se usa, inhalándola, aunque también puede inyectarse, diluida en agua, lo que aumenta la posibilidad de contraer SIDA; o fumarse, si se trata de crack (cristales de cocaína).