Concepto de cola

La palabra cola es tiene varias acepciones (homónimos) de acuerdo a su diferente etimología. Del latín vulgar “cauda” significa rabo; extremidad corporal posterior y fin de la columna vertebral de ciertos animales. Colocada al final de una palabra como ocurre en terrícola o cavernícola también de raíz latina es cultivar o habitar, y finalmente del griego “kolla” y del latín “colla” alude al pegamento (cola para pegar) ya que ésta se obtenía de la cocción de la cola de animales, la que luego se disolvía en agua caliente, dando como resultado un pasta transparente, fuerte y pegajosa.

Volviendo al primer significado de cola como apéndice posterior, atributo casi exclusivo de los animales vertebrados, aunque algunos invertebrados como los escorpiones la poseen, tiene diferentes usos. En el caso de los escorpiones para el ataque; los peces la usan para trasladarse, los monos para sostenerse y los gatos para el equilibrio. Algunos animales como perros y gatos a través de su cola muestran expresiones anímicas: “el perro se puso contento cuando me vio, ya que me movió la cola”.

En las aves se denomina cola al conjunto de plumas, en general más largas y fuertes que en el resto de su cuerpo y que se ubican en la rebadilla.

Por extensión y aludiendo al aspecto de la cola como extensión, se usa para designar ciertas prendas de vestir como traje de cola o vestido con cola. Ejemplo: “El vestido de novia tenía una larga cola”.

También se conoce como cola a una larga hilera de persona que aguardan su turno para ser atendidas: “La cola para pagar impuestos era larga y lenta”.