Concepto de colina

“Collis” en latín significa una pequeña elevación en el terreno (menos de 100 metros) de bordes suaves, y de este vocablo se derivó nuestro sustantivo colina, para designar a esa forma de relieve. En Roma, las siete colinas (Aventino, Palatino, Capitolino, Esquilino, Quirinal, Viminal y Cello) están ubicadas hacia el este del río Tíber. Se trata de promontorios o terrenos algo más altos que el nivel del suelo, que ocupados por los pobladores primitivos, se unieron y formaron la ciudad de Roma, en principio, sobre el Palatino (la altura de las colinas varía entre los 45 y los 65 metros). El Aventino fue el lugar donde los plebeyos en el año 494 antes de la era Cristiana decidieron fundar una nueva y propia ciudad, al serle desconocidos sus derechos por los patricios, lo que luego no sucedió pues se les brindaron concesiones. En el año 1000 esta colina fue fortificada.

Concepto de colina

Las poblaciones eligen en caso de que el relieve de la zona lo permita, edificar sobre colinas para protegerse de las inundaciones, y para tener un sitio alto que les permita divisar la presencia de enemigos.

En Química, la colina es una sustancia nutritiva esencial, una amina saturada cuaternaria, que se considera forma parte de las vitaminas del complejo B. Existe en el organismo de los mamíferos un neurotransmisor denominado acetilcolina, que como todos los neurotransmisores interviene en la sinapsis neuronal, y específicamente en funciones esenciales como la memoria, los círculos extrapiramidales, las terminaciones parasimpáticas, etcétera. La colina es precursora de este neurotransmisor y su falta puede ocasionar problemas hepáticos, renales, neurológicos, falta de crecimiento, infertilidad, hipertensión, déficit óseo, etcétera. Si bien el hígado produce parte de colina, el resto debe ser incorporado por la alimentación. El bacalao, el hígado de ternera y la yema de huevo, son los alimentos que más aportan colina. El amamantamiento proporciona abundante colina al bebé.

La colina se sintetizó químicamente en el año 1866 tras ser descubierta por Adolph Strecker dos años antes.