Concepto de comprimido

Comprimido es el participio del verbo comprimir, que procede en su etimología del latín “comprimere” vocablo integrado por el prefijo de totalidad “com” y “premere” con el significado de “presionar o apretar”. Algo comprimido es aquello que presenta un volumen escaso y un formato de estrechez lateralizada. Cuando calificamos a algo de comprimido queremos decir que es estrecho, corto o pequeño, por ejemplo: “Este texto está demasiado comprimido, y al reducirle tantos las ideas, no logra entenderse”, “Ese vestido te queda demasiado comprimido, es posible que se abran las costuras” o “Te has comprado un automóvil tan comprimido que no pueden viajar cómodas más de dos personas”.

Concepto de comprimido

En las industrias se usa el aire comprimido, que es aire que a través de un compresor se somete a presión con un tratamiento posterior, por ejemplo en los tornos de los dentistas, en las armas de aire comprimido, en motores o en elevadores neumáticos.

En Farmacología se denomina comprimido a un medicamento generalmente redondo, de tamaño pequeño, y sólido, que se administra frecuentemente por vía oral, aunque puede haber algunos de administración sublingual, rectal o vaginal, cuyos ingredientes se han compactado tras reducirlos a un polvo de partículas secas y uniformes, para que se logre una distribución equitativa del principio activo en cada comprimido. Los comprimidos permiten graduar correctamente la administración de las dosis con fines terapéuticos. Contienen además de los principios activos, excipientes y algún producto que actúa como aglutinante.

Algunos comprimidos son efervescentes, porque originan anhídrido carbónico al tomar contacto con el agua; se diluyen provocando desprendimiento de burbujas.

Los comprimidos de liberación lenta, permiten que sus efectos se prolonguen en el tiempo. Los comprimidos recubiertos con azúcar o algún polímero que se desintegra en el estómago, permiten no sentir el gusto del medicamento que en general es desagradable y lo protegen de la humedad. En estos casos, hablamos de tabletas o grajeas. En el caso de las cápsulas, los comprimidos están revestidos en gelatina.