Concepto de confabulación

La confabulación hace referencia a la acción y también al efecto de confabular, verbo que se derivó en su etimología del latín “cōnfābulārī” vcablo integrado por el prefijo de contigüidad “con”, y por “fābulārī” con el significado de “hablar”.

La confabulación es una conversación entre dos o más personas, pero no se aplica generalmente a cualquier tipo de charla, sino a aquellas en las que el fin de las mismas, apunta a trazar un plan, que en general es ilícito, inmoral, o al menos secreto, siendo cualquiera la temática (ilícita, política, religiosa, familiar, etcétera). Por ejemplo: “los malvivientes se confabularon para robar el comercio”, “Los amantes se confabularon para tener encuentros a escondidas de sus esposos” o “Me confabulé con mis hermanos para hacerle a nuestra madre un regalo sorpresa”, respectivamente. Muchas veces las confabulaciones se relacionan con la traición: “Nos confabulamos contra nuestro jefe, al que no queremos, para no ir a trabajar mañana, y hacerle perder la oportunidad del ascenso que le darían si nuestro sector terminaba el encargo a tiempo” o “Los soldados se confabularon para fingir estar enfermos e impedir que se ponga en marcha el ataque previsto”.

Concepto de confabulación

En Medicina, y más específicamente en Psicología y Psiquiatría, se denomina confabulación (esta vez fabular en el sentido de “inventar”) a aquella afección por la cual las personas sufren un deterioro en su memoria que les hace falsear sus recuerdos de modo inconsciente. También se la denomina “falsa memoria” La recuperación del recuerdo es deficiente, pero la persona cree que es cierta, siendo el origen, trastornos neurológicos o psiquiátricos. Una de estas enfermedades es la de Wernike originada por déficit de tiamina, en general causada por abuso de alcohol, y que entre sus síntomas provoca el llamado síndrome de Korsakoff, donde se pierde la capacidad de recordar y se llenan esos vacíos mentales con confabulaciones, o sea situaciones imaginarias.