Concepto de contractura

Contractura es un término derivado de igual vocablo latino que significa apretar; con uso en Arquitectura y en Medicina.

En Arquitectura se designa como contractura de columnas, al estrechamiento de éstas en el fuste, en su parte alta o superior.

En Medicina se usa el término contractura para referirse a uno o más grupos de músculos que sufren una contracción de tipo involuntaria, poniéndose rígidos, duros, inmovilizando la zona afectada, aunque no se registre lesión de las fibras musculares.

Aunque en general padecer una contractura no reviste gravedad, resulta muy molesto, impidiendo las actividades normales; dura cierto tiempo variable, en general prolongado.

Es una afección dolorosa que aparece por realizar esfuerzos físicos, ya sea durante la práctica (acumulándose en los tejidos musculares productos metabólicos); o en forma posterior por lesiones originadas en el sobre esfuerzo.

Las contracciones son muy frecuentes en los deportistas profesionales de alta competencia, aunque también pueden originarse en un movimiento brusco aunque la actividad no haya sido intensa. También sucede por haber perdido los músculos su elasticidad normal por envejecimiento; por traumatismos, posturas no adecuadas, o por stress.

Es frecuente sufrir de dolores de espalda, cuello, hombro, manos, caderas, piernas o rodillas, como consecuencia de contracturas musculares.

Para aliviar las contracturas se usan medicamentos (antiinflamatorios y miorelajantes), reposo, masajes (fisioterapia), hidroterapia (luego de dos o tres días de reposo) y aplicación de calor seco, aunque las bolsas de agua caliente suelen ser muy efectivas.

Se aconseja la prevención, realizando precalentamiento de 10 minutos antes de realizar prácticas deportivas. A posterori realizar estiramientos.