Concepto de coral

Del francés procede el concepto de coral que tiene varias acepciones siendo la más usada y extensiva aquella que viene a definir a aquel animal invertebrado que está pegado a las rocas del fondo del mar. Allí vive en colonias de grandes dimensiones donde los individuos que las conforman están unidos entre sí a través de un polípero calcáreo que puede tener varios colores, siendo los más habituales el rojo y el rosa.

Entre las características de dicha especie se encuentran el hecho de que es carnívoro y de que tiene varias formas de reproducción. Así, está puede ser tanto del tipo sexual como asexual, siendo incluso posible y frecuente que en algunas clases de corales se den los dos tipos.

Otra de las acepciones que se le da al concepto de coral está relacionada con la joyería y es que también se habla del polípero del citado coral que se pulimenta para formar diversos accesorios con los que resaltar la belleza de la mujer. De esta manera, es frecuente que se realicen collares de coral.

El tercer significado del término que estamos abordando es el que viene a utilizarse para llevar a cabo la descripción de una serpiente de cuerpo muy largo y estrecho que vive en América del Sur. Otras de las características de este animal son que cuenta con anillos de varios colores, tanto negro como rojo y amarillo, y que es muy venenoso.

Finalmente el concepto de coral también se emplea para definir a todo aquello que tiene que ver con un amplio número de personas. Así, por ejemplo, hay obras teatrales o literarias que se califican como corales porque intervienen muchos personajes. Pero también en el ámbito de la música se utiliza el término coral para definir a esa formación de personas que interpretan, a varias voces, diversas piezas.