Concepto de cordón

La palabra cordón se deriva de igual vocablo francés, y a su vez, de la palabra cuerda, que procede del latín “chorda”, pues un cordón es una cuerda de forma redondeada, a veces compuesta de telas u otros materiales entrelazados, y de largo variable que tiene diversos usos, por ejemplo el de servir para atarse el calzado o ajustar ciertas prendas al cuerpo o atarse el cabello. Ejemplos: “se te desató el cordón de tu zapato, cuidado que si lo pisas, puedes caerte” o “el amplio vestido se ajustaba a su fina cintura con un bonito cordón de seda” o “algunos religiosos ciñen su hábito con un cordón”.

Concepto de cordón

Un caso especial de cordón es, en Biología, el cordón umbilical, que une al feto a la placenta de su madre, en muchos mamíferos, entre ellos, el ser humano, especie en la que mide unos cincuenta centímetros, con dos arterias que salen del feto, y una vena que parte de la placenta; permitiendo intercambiar nutrientes y sangre oxigenada. El feto está unido a su madre a través de ese cordón que se corta cuando nace y origina el ombligo. Otro ejemplo es la médula espinal, que es una especie de cordón nervioso, vital para el sistema nervioso central. En Botánica es el hilo que vincula la semilla con el pericarpio que la cubre y protege, con fines nutritivos.

Por extensión todo aquello que posee forma larga y estrecha recibe el nombre de cordón, como ocurre con el borde de la acera, con las montañas que se sitúan a lo largo, una al lado de otra (cordones montañosos) o con las personas que así se ubican con diferentes fines, por ejemplo: “se conformó un cordón policial para impedir el ingreso de los manifestantes al recinto”.