Concepto de dengue

La palabra dengue reconoce su origen etimológico en una lengua del este africano (Tanzania, Uganda, Kenia, República del Congo, etcétera) el suajili. Proviene de “dinga” con el significado de convulsiones, y se usa para nombrar la enfermedad viral e infecciosa potencialmente mortal provocada por un arbovirus perteneciente a la familia Flaviviridae, conocido como virus del dengue, que presenta cuatro sub tipos (quien contrae el dengue queda inmune solo con el sub tipo que lo picó) y cuyo vector es el mosquito Aedes aegypti abundante en zonas tropicales y subtropicales (requiere calor y humedad) de los continentes africano, asiático y americano (especialmente en Colombia, Venezuela, Perú, Brasil, Paraguay, Ecuador y en el norte argentino) por lo cual al no haber aún una vacuna para prevenir la enfermedad debe centrarse el combate de la misma tratando de que no prolifere el mosquito transmisor. Como las larvas se desarrollan en aguas turbias, conviene mantener limpios baldes, floreros, canaletas, piletas y todo lugar donde se almacene el medio líquido.

Concepto de dengue

El mosquito hembra adquiere el virus al picar a alguien infectado con dengue, y al picar a otra persona sana le transmite la enfermedad. Entre personas el contagio solo sucede de madre a hijo en la gestación, por transfusión de sangre o donación de órganos.

Produce desde fiebre leve hasta fiebre hemorrágica, siendo este caso el más preocupante. La incubación lleva un período de entre cinco y ocho días, presentándose luego petequias, dolores musculares, articulares y fiebre. En febrero de 2002, Río de Janeiro padeció un brote de dengue que afectó a casi un millón de habitantes. Además de estos picos, que cada cinco años tienden a observarse, cada año en el mundo se infectan alrededor de setenta millones de personas, siendo el 2,5 % el índice de mortalidad.