Concepto de derrame

La palabra derrame resultó de la unión de dos vocablos latinos: el prefijo que indica una dirección descendente, “de” más “ramus” que significa “rama”. Esto hace referencia a una pérdida en un fluido, que al caer, lo hace en varias direcciones, a la manera como se dispone el ramaje de un árbol.

Ejemplos de uso: “Se me cayó la taza de café y el líquido se derramó sobre la alfombra”, “El brutal asesino disparó sobre la muchedumbre y provocó un derramamiento de sangre” o “Un líquido viscoso fue derramado en mi vereda, voy a limpiarlo para que nadie se resbale en él”.

Concepto de derrame

Es frecuente hablar de los riesgos ecológicos que causan los derrames de petróleo en las aguas. Son altamente contaminantes, y se producen cuando los barcos que transportan hidrocarburos sufren un accidente. Los derrames de cianuro, ocurren cuando se rompe un caño que conduce soluciones cianuradas, que se usan en la explotación minera, y también es un gran contaminante ambiental.

En Biología, los derrames ocurren cuando ciertos líquidos se acumulan en alguna cavidad del cuerpo o salen hacia el exterior, como en los siguientes casos:

El derrame ocular es una hemorragia subconjuntival, producida por la ruptura de un vaso sanguíneo, que son muy frágiles. Es una afección indolora y en general es un problema que no ocasiona riesgos, remitiendo por sí solo. Pueden ocurrir en personas que sufren de diabetes, de hipertensión o se hallan anticoagulados. También puede suceder durante un episodio de tos fuerte o por algún golpe.

Se produce un derrame pleural cuando en forma anormal y en exceso se acumula líquido, en un delgado tejido, llamado pleura que rodea los pulmones, recubriendo la cavidad torácica. Una pequeña cantidad de líquido es normal y necesaria para lubricar la zona, pero mayor cantidad puede ocasionar dificultad respiratoria, fiebre, dolor y tos. Puede ser ocasionado por tumores, inflamaciones o lesiones pulmonares o por padecer insuficiencia cardiaca congestiva o tuberculosis.

El derrame cerebral o ACV (accidente cerebro vascular) es un motivo de urgencia médica y ocurre al detenerse la irrigación sanguínea hacia el cerebro, lo que mata las células cerebrales, siendo muy grave si no es transitorio. Si se forma un coágulo de sangre, que tapa el vaso sanguíneo, se produce un ataque isquémico, mientras que si el vaso se rompe, el ataque es hemorrágico. Entre los síntomas más frecuentes se encuentran la confusión mental, dolor de cabeza muy intenso y repentino, mareos, debilitamiento de los miembros superiores e inferiores y problemas de visión.