Concepto de diálisis

En la palabra griega διάλυσις, que viene a traducirse como disolución, es donde se encuentra el origen etimológico del término diálisis. Concepto este que es empleado en el área de la Física y la Química para referirse a un determinado proceso de difusión selectiva que se realiza a través de una membrana. Este se lleva a cabo para llevar a cabo la separación de moléculas que presentan diferente tamaño.

No obstante, lamentablemente dicho término es empleado con mucha más frecuencia y en un lenguaje cotidiano para referirse a un procedimiento que se realiza en personas que sufren una determinada enfermedad que está afectando en concreto a su riñón.

Así, diálisis viene a utilizarse en este sentido para describir al proceso mediante el cual se procede a extraer del mencionado riñón todas aquellas toxinas que él no elimina. El hecho de que aquel no cumpla esa función se puede deber a diversas causas, entre ellas una infección. Este proceso requiere un total cuidado para que no se produzcan contratiempos por lo que se realiza en un cuarto higiénico para evitar que se pueda producir algún tiempo de infección en la sangre.

Al hablar de este concepto hay que subrayar que existen especialmente dos tipos muy bien diferenciados. Por un lado está la diálisis renal que es la que hace referencia al procedimiento con el que intenta suplirse artificialmente la función que el riñón ha dejado de realizar debido a un fallo renal.

Y, por otro lado, está la diálisis peritoneal que es aquella que se realiza utilizando un tubo que va a la cavidad abdominal que está al lado del intestino. A través de aquel, usando el líquido pertinente durante un cierto periodo de tiempo, se procede a eliminar los residuos allí existentes.