Concepto de díscolo

La palabra díscolo procede del griego δυσκολος”, que puede leerse como “dyscolos”, y se aplicaba a todo aquello que resultaba difícil, sea un problema o el carácter de alguien, de donde lo tomó el latín como “dyscolus” siendo la cualidad de aquello que fuera dificultoso en materia de empresas o personalidad, y especialmente a aquellos que se resistían a aprender o a cultivarse ya que se asoció a “cultum” en el sentido de cultivar, a lo que el prefijo “dys” obraba en forma de exclusión. Un díscolo a partir de entonces y hasta la actualidad, es aquel que se rehúsa a educarse, a aprender modales, obrando en forma rebelde e indisciplinada.

Ejemplos: “Este niño es muy díscolo, nunca hace caso” o “El carácter díscolo del hombre lo enfrentaba con sus jefes asiduamente”.

Es normal que los jóvenes, especialmente en la adolescencia sean un tanto díscolos por el inconformismo propio de la edad, intentando a cada paso trasponer los límites que se les pretenden imponer, e intentando conformar así su personalidad. Si bien esto es una etapa y por ende una actitud temporaria, existen personas que la conservan a lo largo de su vida, siendo rebeldes eternos, díscolos por siempre.

La naturaleza que da lugar al temperamento, y el entorno o ambiente que configuran el carácter, son determinantes a la hora de formar una personalidad díscola, que es contraria a la apacible, serena, respetuosa y obediente. Estas personalidades díscolas son conflictivas en sus interacciones sociales, y generalmente en torno a ellas siempre giran peleas y discusiones.

Ejemplos: “Mi madre intentó hacer lo posible por modificar el temperamento díscolo de mi hermano, tratándolo con dulzura y poniéndole límites, y aunque logró mucho, aún sigue siendo una persona muy rebelde”.

Los animales también pueden tener un carácter díscolo, llegando algunos de ellos a ser peligrosos: “Ten cuidado con ese caballo, puede tirarte pues es bastante díscolo” o “Por fortuna mi perro es de pequeño porte, pues al ser díscolo, si fuera grande, podría resultar una verdadera amenaza”.