Concepto de disfonía

La palabra disfonía se compone de términos de origen latino: el prefijo que indica oposición “dis”; “phone” que se puede traducir como “sonido”; y el sufijo de cualidad “ia”.

La disfonía es todo trastorno que se produzca en la emisión de la voz, por vibración defectuosa de las cuerdas vocales, que altere su sonido normal (puede aparecer ronca, muy baja, casi imperceptible o entrecortada) y puede deberse a múltiples causas, desde problemas transitorios y fácilmente reversibles hasta enfermedades graves.

Concepto de disfonía

Dentro de las causas de la disfonía que se curan en forma rápida y sencilla, están por ejemplo las ocasionadas por forzar demasiado las cuerdas vocales al gritar o hablar durante mucho tiempo o usando malas técnicas para hablar, como suele ocurrirles a cantantes y docentes, o por un resfriado.

En otros casos se requiere tratamientos clínicos, como en las laringitis de origen infeccioso que necesita el paciente medicarse con antibióticos; o quirúrgicos, si por ejemplo tiene un nódulo o un pólipo. Ambas formaciones son benignas, se forman por abusos en el uso de la voz, que inflama las cuerdas vocales y con el tiempo endurece los tejidos. La cirugía se recomienda solo en los casos que no revierta con la reeducación del habla y los nódulos o pólipos sean muy grandes.

Puede haber también causas orgánicas congénitas, que afectan la laringe y provocan disfonía, o alteraciones hormonales o neurológicas.

Los fumadores sufren de este problema que hace que su voz se torne ronca, y hasta puede ocasionar un cáncer de garganta.

Si se produce una imposibilidad absoluta para hablar, ya no se trata de disfonía sino de afonía.