Concepto de disfraz

Disfraz se deriva de disfrazar, que es un verbo que proviene en su etimología del latín “desfrezar”. Tiene el significado de disimular o dar una apariencia diferente a la realidad con el fin de engañar.

Los motivos por lo que algo o alguien se disfrazan son múltiples: para divertirse, para llamar la atención, para inducir a error, para encubrir un hecho ilícito, etcétera.

Disfrazar la realidad es mostrarla diferente a lo verdadero, y por ende, mentir. Por ejemplo: “Me dijo que mi padre se había ido a otro país y por eso no venía a verme, cuando en realidad estaba muerto. Disfrazó una verdad cruel con una mentira pero fue peor, pues yo sentí que se había ido porque no me quería”.

Las personas pueden disfrazarse para representar obras teatrales o cinematográficas, para actuar en circos o desfiles de carnaval, asumiendo la personalidad de quien representan, y por ende luciendo ropas y hasta máscaras típicas de esos personajes. También suelen usarse en fiestas de disfraces, donde los asistentes deben seleccionar las prendas que sean adecuadas al personaje que pretenden imitar. Por ejemplo: “Me quiero disfrazar de diablo para la fiesta de disfraces que organiza mi prima, y tendré que conseguir unos cuernos y un tridente” o “He conseguido una máscara de superhéroe para disfrazarme en este carnaval”.

Con fines de promoción, y como estrategia de marketing, algunas empresas disfrazan a sus promotores para llamar la atención de los posibles usuarios o consumidores.

También los delincuentes usan a veces disfraces para evitar ser reconocidos: “Me asaltó un maleante disfrazado de payaso” o “El atraco al Banco fue hecho por un hombre disfrazado de Papá Noel”.

Existe una industria destinada a la confección y venta de disfraces, que incluyen ropa, calzado, máscaras, adornos, etcétera.

El disfraz puede ser también una falsa imagen que alguien brinda: “Su cara sonriente y su carácter afable eran solo un disfraz que ocultaban un alma malvada”.

En el reino animal, muchos animales se “disfrazan” para mimetizarse con el ambiente y no ser presa de depredadores.