Concepto de dislipidemias

Las dislipidemias o dislipemias consisten en una patología caracterizada por la alteración que se presenta en el metabolismo de los lípidos o grasas. Éstos son importantes en el organismo, pero cuando su concentración en sangre no responde a los valores normales, puede ser un signo de alarma. En este caso, las pruebas de laboratorio muestran niveles muy altos de colesterol y triglicéridos.

Los lípidos son transportados por la sangre junto a lipoproteínas, que pueden ser de alta densidad, conocidas por sus siglas HDL; o serlo de baja densidad, que son las LDL. Solo las primeras son consideradas protectoras, pues impiden que el colesterol se fije en las paredes arteriales, ya que de hacerlo, provocan su obstrucción al acumular allí las placas de ateroma.

Concepto de dislipidemias

Riegos

Además de problemas cardiacos, como infarto de miocardio el colesterol es un gran aliado de la arteriosclerosis, de la hipertensión arterial, los cálculos biliares, los trastornos hepáticos y pancreáticos, la diabetes y las hemorragias cerebrales.

Clasificación

Las dislipidemias pueden ser primarias, generalmente genéticas o hereditarias, y son las que no se asocian a otras enfermedades; o secundarias, relacionadas con la obesidad, el síndrome metabólico, la diabetes o el hipotiroidismo. Es más frecuente en hombres luego de los 45 años, y en mujeres después de la menopausia.

Tratamiento

El tratamiento de las dislipidemias dependerá de la causa y el grado de gravedad. Una dieta baja en grasas saturadas (muchos productos de origen vegetal y menos del reino animal, especialmente carnes grasas, mantecas y yemas de huevo) mantener un peso saludable, practicar ejercicios físicos moderados pero diarios, disminución del estrés, abstención del tabaco y del alcohol, puede ser suficiente, o se acompañará, si el médico lo considera necesario, de la mediación pertinente.