Concepto de displasia

Displasia es una palabra que proviene del griego y alude en Biología a una malformación ya sea de un órgano, como ocurre en la displasia de cadera, en la de codo, o en la displasia broncopulmonar o en la displasia arritmogénica del ventrículo derecho; o celular, por un crecimiento anormal de las células del cuerpo, que puede transformarse en una neoplasia o retornar a la normalidad. Se advierte que estas células epiteliales resultan diferenciadas del resto y atípicas en cuanto a su tamaño, forma o agrupación.

Entre las displasias más frecuentes, encontramos la displasia cervical, ocasionada por la acción del virus del papiloma humano (VPH) o en menor grado por el tabaco, que si no es tratada o no se resuelve espontáneamente, puede provocar cáncer de cuello de útero.

Las displasias mamarias, ocasionadas en general por cambios hormonales, son alteraciones en los tejidos epitelial y conjuntivo de la mama, que provocan alteraciones de tipo benigno, pudiendo palparse formaciones nodulares, durante la etapa reproductiva de la mujer, especialmente entre los 25 o 30 años y la menopausia.

La displasia fibrosa se produce cuando el tejido fibroso se desarrolla en forma atípica y provoca expansión ósea. Afecta en general a niñas antes de la pubertad, y la afección es en algunos huesos, especialmente el fémur, que se deforma y aumenta de volumen.

La displasia ectodérmica (anomalías en el desarrollo del ectodermo, que es la capa celular que primero se forma en el embrión) incluye entre las centenares de patologías que involucra, la aplasia de las glándulas sudoríparas, anomalías dentarias, palidez facial, atrofia de la mucosa nasal, etcétera.