Concepto de distensión

Distensión es una palabra cuyo origen etimológico se halla en el latín “distensio”, y que se refiere a aquello que se ha aflojado, que no está tirante sino relajado.

Puede emplearse en el ámbito privado para decir por ejemplo. “me hallo distendida, libre de preocupaciones, desde que me jubilé” o en las relaciones sociales: “la reunión transcurrió distendida, todo era risas y alegría”.

Es una palabra de amplio uso en Medicina. Se la emplea en Traumatología para hacer referencia a un estiramiento desmedido de un músculo, por no haber hecho precalentamiento antes de una actividad física intensa, o por haberlo esforzado en forma exagerada. Produce desgarro, que se acompaña con mucho dolor, hinchazón y hace que los movimientos se vean dificultados. Disminuyen los síntomas con aplicación de hielo en la zona afectada, analgésicos, antiinflamatorios y reposo. Por ejemplo la distensión inguinal ocurre cuando el músculo que contribuye a que las piernas se junten, resulta desgarrado.

En una distensión de ligamentos, éstos, que son bandas fibrosas que por ser resistentes sirven para mantener estables las articulaciones, por ejemplo las de la rodilla; se esguinzan, se lesionan estas bandas fibrosas sin que se rompan.

Cuando por haberse acumulado gases, se distienden los intestinos (se expanden) se producen muchas molestias, por hinchazón, llamándose a esta afección, flatuencias que se eliminan vía anal. Si la distensión es gástrica la eliminación es por eructos. La distensión abdominal puede también obedecer a otras causas: exceso de comida, estreñimiento, quistes de ovario, acumulación de líquidos, intolerancia alimenticia, especialmente a la lactosa, tumores o miomas uterinos.