Concepto de dolor

El dolor es una desagradable sensación física y/o espiritual que implica un sufrimiento. El dolor físico es susceptible de ser experimentado por los seres vivos que poseen sistema nervioso central, y pueden variar en su intensidad, localización y duración temporal.

La percepción del dolor es captada por las terminaciones nerviosas, que la convierten en impulsos eléctricos, que son enviados al cerebro, a través de los neurotransmisores, y allí se las registra en forma conciente.

Pueden ser crónicos que se perpetúan en el tiempo; o agudos, más intensos, pero con limitada duración.

No todas las personas perciben el dolor del mismo modo, variando su adaptabilidad y resistencia al mismo, según su umbral de dolor, que es el punto a partir del cual el dolor es percibido, y que difiere de acuerdo al estado físico general y emocional del paciente.

En general el dolor es el síntoma de alguna dolencia, la que habrá que diagnosticar. Por ejemplo, puede doler una muela a causa de una carie o de una infección, o puede doler la cabeza por tensión nerviosa. Los analgésicos son los remedios comúnmente utilizados para aliviar esos síntomas.

A veces se utiliza la expresión “Me duele el alma” para referirse metafóricamente a un estado de angustia que ocasiona tristeza y malestar generalizado. Cuando se muere un familiar o un amigo querido, sobreviene el duelo, período donde se trata de mitigar el dolor por la pérdida sufrida.

La persona que disfruta de la sensación de dolor, como estímulo sexual, recibe el nombre de masoquista. Es una patología.