Concepto de efecto invernadero

El efecto es lo que reconoce una causa para producirse, e invernadero es un sitio cerrado por plástico o vidrio donde se cultivan plantas, para favorecer su desarrollo, dotándolas de la temperatura y humedad adecuadas. Al atravesar el material traslúcido, el Sol calienta los vegetales, que emiten radiación infrarroja que no logra atravesar la cubierta por su mayor longitud de onda, y por eso los invernaderos conservan en su interior mucho calor, siendo la temperatura más alta que en el exterior.

Concepto de efecto invernadero

A nivel del ambiente en general este mismo efecto pero más generalizado se produce cuando la energía solar, con sus ondas de alta frecuencia, calientan el suelo, que emite energía, pero parte de ella, al provenir de un cuerpo frío y emitir ondas de más bajas frecuencias, ellas son retenida por los gases atmosféricos de efecto invernadero, lo que impide que salgan en su totalidad al exterior. Esto es algo óptimo y normal y permite regular la temperatura. Sin estos gases de efecto invernadero, nuestro planeta sería helado. Sin embargo, el aumento de la emisión de ciertos gases y su concentración, como el metano, el óxido nitroso y el dióxido de carbono, producido por las actividades industriales, las agropecuarias o el parque automotor, hacen que se retenga más energía que la necesaria, y esto lleva a un aumento de la temperatura ambiental del mismo modo que sucede en los invernaderos de los que hablamos en el primer párrafo.

La quema de combustibles fósiles que se usa para calefaccionar los ambientes, refrigerarlos, o usarlos en los medios de transporte, han incrementado el dióxido de carbono. Los basurales, el gas natural y las emisiones de gases del ganado, aceleran la producción de metano; mientras que el ácido nitroso se aceleró con la quema de combustibles fósiles y el uso de fertilizantes.

El efecto invernadero por lo que explicamos, está en vinculación estrecha con el calentamiento global que está derritiendo los casquetes polares e incrementando las sequías e inundaciones.