Concepto de emotivo

Emotivo es aquello relativo a la emoción. Se trata de un vocablo integrado por los siguientes términos latinos: el prefijo “ex” que indica el acto de sacar algo hacia el exterior, el verbo “movere” que significa “mover” y el sufijo de relación “tivo”.

Una emoción es un movimiento o reacción psicofísica por la cual el individuo intenta adaptarse a ciertos estímulos que lo incitan a reaccionar pues lo conmocionan por su gran impacto en las vivencias o creencias del sujeto. Pueden ser tanto situaciones muy penosas como otras que nos enorgullezcan o nos brinden ejemplos: “Me emocionó ver tantos niños sufriendo hambre”, “Me he emocionado al recibir mi título de médico” o “Toda la comunidad se emocionó al apreciar la hazaña del bombero”, respectivamente.

Concepto de emotivo

Puede calificarse de emotiva a alguna cosa o situación que causa emoción en el sujeto. Suele manifestarse ese sentimiento a través del llanto, por ejemplo: “Mi padre me entregó un reloj que había sido de mi querida abuela, y este gesto emotivo me hizo lagrimear”, “En una emotiva ceremonia se conmemoró un nuevo aniversario de la fundación de la ciudad” o “Fueron emotivas las palabras del sacerdote durante la boda. Todos estaban callados y meditabundos, y hasta a algunos se les escapó una lágrima”.

Investigaciones en el campo de la Biología demostraron la íntima conexión neurológica entre las áreas cerebrales relacionadas con la emoción y los conductos lagrimales, que hacen que se llore frente a estímulos emotivos, siendo la composición de las lágrimas diferentes a cuando se llora por otras circunstancias.

No siempre la realidad es la que nos causa emotividad sino que muchas veces son obras ficticias, literarias, cinematográficas, pictóricas o artísticas en general las que producen las condiciones para que se despierte la emotividad: “Siempre lloro en el cine cuando veo películas dramáticas” o “Este cuadro me emocionó hasta las lágrimas”.

Hay personas que son más propensas a emocionarse, y por eso se las califica de emotivas: “Mi madre es muy emotiva, rompe en llanto ante cualquier situación que le provoca alegría o tristeza”. En casos graves puede ocasionar aumentos en la presión arterial. Se ha demostrado que las mujeres son más emotivas que los hombres, aunque también influye en ello la sociedad, que tradicionalmente les ha impuesto a los integrantes del género masculino el rol de ser fuertes y reprimir su emotividad.