Concepto de endodoncia

La palabra endodoncia no existía en la antigua Grecia, pero se tomaron dos términos de esa lengua: “el prefijo “endo” que indica algo interno, y “dontos” en el sentido de “diente”, que se unieron para crear este nuevo vocablo (neologismo). El sufijo “ia” es latino, e indica acción y efecto.

Endodoncia o tratamiento de conductos radiculares, es un término de uso común en Odontología consistiendo esta práctica en actuar sobre la pulpa dental (muchas veces debiendo extraerla) cuando la caries es muy profunda, y ha atravesado las capas más externas (esmalte y dentina) o el órgano dental se ha fracturado, pero la raíz aún está fuerte, con lo cual se evita la extracción de la pieza. Al paciente se le administra anestesia local.

Concepto de endodoncia

La pulpa del diente está formada por tejido blando y allí están contenidos vasos sanguíneos y nervios. Cuando hay inflamación de la pulpa (pulpitis) es muy doloroso. En ocasiones puede desinflamarse, pero en otros casos se debe extirpar la pulpa muerta o dañada, se rellena con una sustancia gomosa y transparente llamada gutapercha, con la cual se obtura tridimensionalmente el conducto dentario, previa desinfección, con lo cual la sensibilidad desaparece, pues ya no hay nervio. Se complementa el tratamiento con el empaste del diente si se pudo rescatar de él una parte, o con una corona que da la apariencia de tener el propio diente.

El tratamiento es complejo y requiere de manos expertas. La endodoncia si bien puede ser realizada por cualquier odontólogo es conveniente que sea efectuada por un especialista en endodoncia. Las fallas en el tratamiento son de uno cada diez casos.