Concepto de enjambre

Aunque resulte extraño, la etimología de la palabra enjambre nos remite al latín “examinis” compartiendo el origen con la palabra española examen, como evaluación a cargo de un maestro.

La palabra enjambre se aplica a un conjunto de abejas sociales que conforman con su maestra una colonia. Son insectos caracterizados por ser polinizadores de las flores de las plantas, a las que chupan una sustancia dulce denominada néctar, a través de un tubo que poseen en su boca.

Las abejas se agrupan en colonias, habitando en colmenas, integradas por panales y muchas celdillas de forma hexagonal, hasta que éstas se saturan por la cantidad de individuos o de miel acumulada, por lo cual tienen que dividirse, lo que ocurre generalmente en primavera. Esta separación es el enjambre, donde una abeja maestra o reina joven, nacida del huevo originado en el apareamiento de la reina antigua con un macho denominado zángano; conduce en el verano, una parte de la colonia integrada por abejas obreras (las que buscan el alimento, cuidan las crías y elaboran la miel) fuera de su antigua morada, para conformar una colonia nueva, posándose en alguna rama, y construyendo la colmena con pelos de animales, barro y hojas masticadas. Las colmenas de abejas pueden llegar a contar con hasta cincuenta mil abejas.

Concepto de enjambre

Por extensión también se llama enjambre al conjunto de otros insectos y animales sociales, incluyendo el ser humano, y también a la acumulación de objetos. Ejemplos: “el enjambre de mosquitos, invadió el parque y tuvimos que irnos, pues nos picaban de un modo tremendo” o “un enjambre de estudiantes se concentró ante el Ministerio de Educación para reclamar contra las reformas educativas” o “entré a la casa y no podía apreciar sus comodidades pues un enjambre de cosas me tapaba la visión del lugar”.