Concepto de epidemiología

La epidemiología tradicionalmente fue concebida como la ciencia experimental, dentro de las ciencias de la salud, que estudiaba las epidemias, palabra proveniente del vocablo griego “ἐπιδημία”, compuesto por “epi”, que significa “sobre” y por “demos” = “pueblo”. “Logos” es el estudio del fenómeno.

Fue John Snow quien realizó los mayores aportes a la creación de esta ciencia (aunque otros ya habían hecho aportes desde la época del Renacimiento) al estudiar específicamente la epidemia de cólera que afectaba a Londres en el año 1854, y reconocer al agua como su principal agente de propagación. Lo descubrió al elaborar un mapa donde indicó los domicilios de los afectados para hallar el problema en común, que era la contaminación del agua. Durante esa época la epidemiología solo se encargaba de las enfermedades infecciosas.

Son actualmente objeto de estudio de la epidemiología, las enfermedades humanas en general, no solo las infecciosas, dentro de un grupo poblacional específico, que es afectado en conjunto; en cuanto a su distribución, predicción, las causas que las determinan, su frecuencia, su control, y la elaboración de estrategias para combatirlas, si fuera posible.

Los patrones del fenómeno a tenerse en cuenta son: el lapso tiempo en que tarda en aparecer, la época en que se produce, el rango de edad y otras características individuales de los afectados (sexo, raza, condiciones sanitarias) la cantidad de territorio afectado y el tipo de lugar o ambiente donde preferentemente se desarrolla. Realiza estadísticas, e interviene sobre esos datos.

La epidemiología es una herramienta muy valiosa de la salud pública; pues estudiadas las enfermedades, en cuanto a los sujetos y características temporales y ambientales, se puede llevar adelante un plan para prevenirlas, combatirlas o mitigar sus efectos adversos.