Concepto de equilibrio térmico

Los cuerpos no poseen calor de manera innata dentro de ellos, sino energía.

El calor es la energía que se traspasa de uno a otro cuerpo; del de mayor al de menor temperatura. Esa energía pasa entre dos materias en contacto, o unidas por una superficie diatérmica, hasta que el otro cuerpo iguale en su temperatura al transmisor. Esto asegura el cambio en el desarrollo vital.

Cuando las temperaturas se igualan, en ese momento existirá equilibrio térmico (los dos cuerpos tienen idéntica temperatura) y entonces ya no habrá más traspaso de energía, ya que la energía que transmiten las moléculas de uno y otro son idénticas, por eso al ser igual las energías reciprocas, se compensan entre sí, y no hay variaciones. En ese momento la energía deja de ser calor y se convierte en energía interna. Por eso se concluye que un cuerpo caliente no posee calor sino energía interna.

Equilibrio alude a esta compensación entre ambos cuerpos, que es un equilibrio dinámico, pues la transferencia existe pero en igualdad entre uno y otro, siendo térmico pues es referido a la temperatura (ambos poseen la misma).

La ley cero de la termodinámica, formulada en 1931 por Ralph Fowler se basa en el equilibrio térmico, y expresa que considerados dos sistemas separadamente A y B, que se encuentran en equilibrio térmico con otro sistema, al que llamaremos C, la experiencia muestra que a su vez A y B se encuentran también en equilibrio térmico.

En la medición de temperatura a través del termómetro, también se aplica este principio, ya que el termómetro es puesto en contacto con el cuerpo cuya temperatura se quiere medir, hasta que ambos alcancen idéntica temperatura.