Concepto de erupción

La palabra erupción provine en su etimología del latín eruptĭōnis, integrada por “e” que significa salir; “rump” como romper y la terminación “ion” que denota acción.

Es un término que se aplica en Medicina para designar a un conjunto de patologías, denominadas en general enfermedades eruptivas, que se caracterizan por manifestar la piel o mucosas, vesículas o granos. Entre estas enfermedades eruptivas podemos mencionar la rubéola, la varicela, el sarampión y la viruela. Todas ellas luego de un período llamado de incubación, afloran en la superficie dérmica, haciendo visible la dolencia, en general acompañada de picor y altas temperaturas. Otros casos que provocan erupciones cutáneas son las alergias.

Concepto de erupción

Otro uso del vocablo es en Geología, para aludir a los materiales que se hallan en estado de fusión en el interior de la tierra, a causa de las altas presiones y elevadas temperaturas, y que logran escapar hacia la superficie a través de fisuras del terreno, situadas en zonas débiles coincidentes con los sitios donde ocurren sismos con habitualidad.

Los volcanes al erupcionar provocan daños de mucha gravedad, con pérdidas de vidas y elevados costos materiales. Hay otras erupciones menos violentas que se denominan solfataras.

Casos de erupciones volcánicas de gran envergadura, fueron por ejemplo, en la antigüedad la que sepultó a la ciudad de Pompeya en la antigua Roma en el año 79, a causa de la erupción del Vesubio. En la actualidad, en El Nevado de Ruiz (Colombia) el 13 de noviembre de 1985, la erupción provocó la muerte de cerca de veinticinco mil personas y la ocurrida en Filipinas el 16 de junio de 1991, en monte Pinatubo, que duró quince horas.