Concepto de estado puerperal

Se conoce como estado puerperal o puerperio, a aquel lapso de tiempo que se extiende desde que la mujer ha dado a luz a su hijo y hasta los cuarenta días aproximadamente después del alumbramiento.

El cuerpo de la mujer durante el período del embarazo sufre enormes cambios a nivel estructural y hormonal, y tarda alrededor de ese lapso (cuarenta días) en que todo vuelva a la situación previa a la gestación.

En esta nueva etapa, ya con el niño a su cuidado, deberá alimentarlo y cuidarlo, en momentos en que ella también necesita de atención, ya que ha pasado por momentos emotivos pero también dolorosos al dar a luz, y continuar estando sensible, y sus hormonas, que bajan abruptamente al expulsarse la placenta, pueden desencadenar angustias, estabilizándose aproximadamente en una semana luego del parto. Se produce también secreción de prolactina por obra de la hipófisis para que la madre pueda amamantar a su bebé. Las defensas orgánicas disminuyen.

Concepto de estado puerperal

Hay que controlar que estén bien luego del parto la madre y el niño, ya que ambos pueden presentar cuadros que afecten significativamente su salud, e incluso pongan en riesgo sus vidas.

La mujer puede haber sufrido lesiones en el canal de parto, tener inflamaciones, hemorragias, infecciones de vejiga o hemorroides.

Sin embargo, a pesar de que es un estado de grandes cambios, la mayoría de las mujeres, lo sobrelleva muy bien, especialmente si están acompañadas por el padre del niño y el resto de la familia que la contiene y ayuda, aún cuando aparezca algún episodio de tristeza inmotivada, a pesar de estar feliz con su rol de madre. Sin embargo, en una de cada cinco madres, suele aparecer un estado de psicosis, en especial en aquellas sin recursos económicos, contención familiar, embarazos no deseados o producto de una violación, donde el hijo aparece como un estorbo, pudiendo en casos extremos llegarse a abandonar al hijo o al infanticidio.