Concepto de eucariota

La palabra eucariota en su etimología griega significa núcleo verdadero. En Ciencias biológicas, se aplica a las células (unidades muchas veces solo perceptibles por el microscopio y base la estructura vital) donde el ADN se halla en lo que se llama núcleo, estructura rodeada por una membrana plasmática. Las organelas (pequeños órganos) se encuentran alojadas en el citoplasma, masa viscosa, limitada por la membrana plasmática, que rodea al núcleo. Dentro de las organelas, las células eucariotas siempre cuentan con ribosomas (su función es la fabricación de proteínas) y con mitocondrias (encargadas de la respiración celular, para aprovechar la energía contenida en ciertos nutrientes). Las células eucariotas, aún cuando son microscópicas son más grandes que las procariotas.

Hay organismos eucariotas unicelulares como las amebas o algas superiores y otros pluricelulares, como los hongos, las plantas y los animales. Las células humanas son lógicamente eucariotas.

La reproducción celular en las células eucariotas, o más precisamente llamadas eucariontes, se produce por mitosis o meiosis.

Aunque todas las células tienen membrana plasmática o celular, citoplasma y material hereditario o genético, no todas las células son eucariotas. Las células, menos complejos y de meor organización, cuyo material genético se halla libre en el citoplasma se denominan procariotas, y en general su forma es redonda o elíptica. En ellas la membrana plasmática se encuentra rodeada por una pared celular que es elaborada por la misma célula. Las células procariotas son típicas de organismos unicelulares, como el caso de las bacterias. La reproducción en estas células solo es por mitosis (reproducción asexual).