Concepto de eugenesia

La palabra eugenesia, se originó en el griego ευγονική o “eugoniké”. “Eu” significa “bueno” y “génesis”, origen o nacimiento, por lo cual puede decirse que la eugenesia se refiere a un origen bueno o correcto.

Entre los humanos la necesidad de evitar que la sociedad contara con individuos que estuvieran afectados desde su nacimiento por problemas físicos y/o psíquicos, que causara problemas a ellos mismos y a los demás, fue una preocupación desde los albores de la historia, y se trató de intervenir en la naturaleza para evitar estos “malos nacimientos” contrarios a la eugenesia.

Concepto de eugenesia

Muchos pueblos de la antigüedad ordenaban matar a los niños que nacieran con graves defectos físicos, ya que no podrían servir al Estado como guerreros si eran varones, o ser madres sanas capaces de engendrar soldados fuertes, ya que el hombre solo se realizaba dentro del Estado que era su fin. Tal fue el caso de pueblos guerreros como los espartanos o los romanos. Civilizaciones que nos sorprendieron por sus normas morales y su filosofía como el caso de los atenienses, tenían sin embargo en este aspecto, conceptos que hoy podríamos calificar de racistas e imbuidos de discriminación, ya que por ejemplo, Platón y Aristóteles, aconsejaban seleccionar los padres correctos y compatibles, para que engendraran hijos sanos y no dejar el apareamiento librado al azar, y eliminar a todos aquellos que sean monstruosos, o sea, contrarios según su criterio, a la naturaleza humana.

Las religiones le dieron sentido religioso a ciertas prohibiciones que en realidad nacieron además de por razones morales, para impedir trastornos eugenésicos, como el matrimonio entre parientes próximos, lo que es recogido por las legislaciones civiles.
Sin embargo, la eugenesia como pretensión de transformarse en una ciencia aplicada, nació a fines del siglo XIX, aprovechando la evolución científica y tecnológica que permitía hacer una intervención concreta sobre la naturaleza, a efectos de modificarla, para crear una sociedad con el menor número de personas con discapacidad. La obra de Charles Darwin sobre “La evolución de las especies” y su teoría de la selección natural, inspiró a su primo, Francis Galton (1822-1911) a sentar sus teorías sobre las posibilidades de mejorar la raza humana.

Por un lado, se intentó actuar en forma positiva, a través de acciones que propulsaran la gestación de seres con genes seleccionados, para lo cual se daban incentivos para que trajeran hijos al mundo a aquellos que se mostraban como más fuertes y saludables. En otros casos, como medidas de eugenesia negativa, se prohibieron algunos matrimonios que se mostraban como incompatibles genéticamente o cuando alguno o ambos miembros de la pareja pudieran transmitir a su descendencia rasgos no deseados. Entre las propuestas estaban la esterilización de los enfermos que pudieran procrear hijos defectuosos, la interrupción del embarazo si se detectaban anomalías fetales o el infanticidio si el niño presentaba al nacer ciertas malformaciones. Esto motivó el nacimiento de muchas formas de racismo y ataques a la dignidad humana, cuyo máximo exponente fueron las atrocidades cometidas durante el régimen nazi en Alemania.

El debate sobre la manipulación genética para logar un mundo sin seres humanos con ciertas discapacidades continúa, y se acrecienta con el desarrollo científico que podría manipular genéticamente los embriones para que nazcan niños de acuerdo a patrones preconcebidos, pudiendo elegirse aquellos rasgos de sus ancestros que más lo favorecieran.