Concepto de eutrofización

Se denomina eutrofización al problema que se genera, cuando por abundar en los lagos y embalses sustancias nutritivas, ocurre la proliferación desmedida de las algas o fitoplancton, de tal modo, que se constituyen en una amenaza para otras especies vegetales y para la vida animal.

El origen etimológico de la palabra es griego: proviene de “eu” con el significado de “bueno” y trophos”, que es “alimentación”.

Es una invasión de algas, que logran reproducirse en exceso, cuando encuentran en el medio acuático en el que viven, más nutrientes de los que necesitan para su desarrollo normal.

Al crecer el número de algas, éstas consumen el oxígeno dejando a los peces sin este valioso e indispensable elemento, y mueren. Además, el agua que las contiene se vuelve turbia y no deja que pase la luz solar, que no llega hasta el fondo, no pudiéndose entonces, producir la fotosíntesis y por ende, la generación de oxígeno. Sin luz ni oxígeno, comienzan a abundar en esos sitios los únicos seres que pueden vivir sin ellos: las bacterias, que contribuyen también a contaminar el medio, al liberar sulfuros, fósforo, metano y amoníaco. Poco a poco, el lago se va transformando en un pantano.

El proceso no es ajeno a la actividad humana, pues el fosfato se genera por los detergentes que llegan a esas aguas (y en menor medida por los fertilizantes) de la actividad doméstica e industrial. Para evitar esto se debería instalar en las plantas depuradoras de aguas residuales, sistemas de desfosfatación, como se ha hecho por ejemplo, en Berlín (Alemania) en las aguas del lago Tegel, pues este flagelo afecta casi a la mitad de los lagos del mundo.